La Serie del Caribe huele a peligro

Estrellas y Gigantes lideran el round robin de la pelota invernal dominicana

0 126

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Las Estrellas Orientales luchan por avanzar a la ronda final y representar la República Dominicana en la Serie del Caribe. (Prensa/Estrellas Orientales)

- Publicidad -

«Las enfermedades son las mismas de hace 1000 años, pero los médicos les inventaron nombres más costosos … Joey Adams.»

El viernes 28 de enero está marcado en el calendario como el día que iniciará la Serie del Caribe 2022, en el Estadio Quisqueya-Juan Marichal.

Si la corona de campeón es lograda por las Estrellas Orientales o los Gigantes del Cibao, cualquiera de estos dos protagonistas jugando en Santo Domingo, no hay que ser un mago, para vaticinar que en materia de asistencia será todo un fracaso y no por el COVID-19. Lo único que se ve clarito luego de hacerle la prueba del fondito, es que los juegos “serán en estricta intimidad familiar” entre los seis países participantes: República Dominicana, Venezuela, Puerto Rico, México, Panamá y Colombia.

La principal razón es que la Serie del Caribe que antes era una vitrina donde se mostraba el mejor talento del béisbol de cada país. Hoy de esos eventos solo queda el recuerdo como material de consulta para los historiadores.

Para que ustedes tengan una idea de esos “poderosos” clubes que accionaban, vamos a presentarles como muestra el botón de los Cangrejeros de Santurce, de Puerto Rico en 1955, equipo que fue bautizado como “El Escuadrón del Pánico” que accionó en la VII Serie en Caracas, Venezuela ganando cinco con una derrota, superando de esta forma a los Alacranes de Almendares (Cuba), Navegantes de Magallanes (Venezuela) y Carta Vieja (Panamá).

En este equipo piloteado por Herman Franks estaban Willie Mays, Roberto Clemente, Buster Clarkson, George Crowe, Bob -El Múcaro- Thurman, Harry Chitti, Ronnie Sanford, Sam Jones, Luis Rodríguez Olmo, Valmy Thomas, Federico Figueroa, Rubén Gómez, Eleuterio López y Alfonso Gerald. La representación dominicana estaba conformada por José Saint Claire (Pepe Lucas), George -Garabato- Sackie y Liquito Traboux.

Cuando la delegación boricua llegó a Caracas, el jugador más buscado por la prensa fue Willie Mays quien había ganado el título de bateo de la Liga Nacional con promedio de .355 con los Gigantes de New York y en Puerto Rico se había coronado líder de bateo con .395. Mays en este clásico falló en los primeros 12 turnos y terminó con 11 hits en 25 chances ocupando el segundo en bateo con .440, detrás del líder que fue Rocky Nelson (Cuba) con .471.

La única derrota de los boricuas fue en la duodécima fecha el 15 de febrero ante Venezuela con pizarra de 7-2, donde el dominicano Sackie fue el derrotado. Es oportuno precisar que Sackie el 13 de febrero en la séptima fecha se anotó la victoria 7-6 ante Cuba.

Lamentable, pero es la realidad, la Serie del Caribe del 2022 huele a peligro o más elegante tiene aroma de fracaso.

 

Un día como hoy

  • En 1959, las Águilas Cibaeñas derrotaron 3 por 2 a los Leones del Escogido, donde Felipe Rojas Alou conectó doble y sencillo para llegar a 73 hits y romper la marca de Olmedo -El Chelito- Suárez de 72 en la temporada de 1953 y de paso empató la marca de dobles de Ray Gavilán con 16 en 1953 con el Escogido. Felipe terminó con 17 tubeyes, estableciendo marca nacional.
  • En 1961, Guayubín Olivo releva en un episodio por los Tigres de Licey, frente a los Leones del Escogido y poncha a Chichí García Planas y a José Rodríguez, para sumar 160 ponchados en 142 innings, récord en el béisbol dominicano.
  • En 1971, las Estrellas Orientales derrotaron 5-3 al Licey, donde el jardinero de los paquidermos, el norteamericano Ralph Garr disparó su hit 100 al derecho Milcíades Olivo.
  • En 1989, los Tigres del Licey derrotaron 9-8 en 12 entradas a los Azucareros del Este y en ese encuentro no participaron Domingo Ramos (AE), ni Domingo Michel (L) quienes estaban peleando el liderato de bateo. Este partido se inició a las 11 de la mañana, siendo el primero diurno en la Época de las Luces. Michel terminó con .310 y Ramos con .309, para de esta forma Domingo ganar la Triple Corona de Bateo con 9 jonrones y 36 remolcadas.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

También podría gustarte
Cargando...

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More