El largo y triste rosario de militares y policías vinculados al narco

0 129

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Yadimir Crespo
yadimir.crespo@listindiario.com

- Publicidad -

Santo Domingo, RD

El “tumbe” de 400 ki­los de cocaína reali­zado por un grupo de agentes policia­les a narcotraficantes mientras hacían una transacción en playa Las Salinas, en Baraho­na, el 28 de agosto pasado, se une a una lista de casos relacionados al narcotráfico en los que se han visto envueltos policías y milita­res en los últimos 5 años.

Varios de los apresamientos han sido resultado de operacio­nes de inteligencia realizadas por las mismas instituciones a las que pertenecen y han concluido con la suspensión o arresto de los agen­tes, entre ellos cabos, coroneles, mayores y rasos.

En el más reciente, unos diez policías están involucrados, in­cluido un capitán. Además, re­sultó en la destitución del encar­gado de Asuntos Internos de la Dirección Regional Sur de la Po­licía, con asiento en Barahona, el primer teniente José Antonio Sue­ro Carrasco, padre de una agen­te que supuestamente habría par­ticipado en el secuestro del cabo Esteban Armando Féliz Batista.

En medio de una promociona­da reforma integral de la Policía Nacional que aún no inicia, hay actualmente 148 militares y po­licías privados de libertad en los dos centros carcelarios especia­lizados que han sido habilitados para la reclusión de ese personal, la mayoría de ellos por homicidio y tan solo dos por drogas, según datos ofrecidos por autoridades del Nuevo Modelo Penitenciario.

Mientras que 1,312 militares pertenecientes al Ejército Nacio­nal, la Fuerza Aérea de República Dominicana y la Armada Domi­nicana fueron dados de baja en­tre enero de 2018 y septiembre de 2021 por mala conducta, fal­tas graves y sentencias condena­torias, entre otros, según estadísti­cas presentadas en los portales de transparencia de las instituciones castrenses.

Otro “tumbe”
Por otro “tumbe” realizado a fi­nales de 2018, seis agentes de la policía en San Cristóbal fueron suspendidos y posteriormente in­vestigados en febrero de 2019.

El teniente coronel Nelson Odalís Soriano junto a otros agentes fueron acusados de ha­ber reportado tan sólo una par­te del hallazgo de cocaína en un camión abandonado el cinco de diciembre, aunque las autorida­des manejaban la información de que la cantidad de droga ocu­pada fue mayor y estaban invo­lucrados militares de puestos de control del sur.

Soriano había sido puesto an­teriormente en retiro forzoso por estar “relacionado con delincuen­tes”. Dos años después, el Poder Ejecutivo volvió a retirarlo forzo­samente en mayo de 2020, junto al resto de los agentes.

En tanto que en octubre de 2020 apresaron al jefe de seguri­dad de la cárcel de San Pedro de Macorís, José Miguel Velásquez, por ingresar con cocaína.

A inicios de mayo de este año, los registros periodísticos reco­gen que un mayor de la Policía fue apresado por trasladar 63 pacas de marihuana en San Juan. Asi­mismo, en junio se informó que dos agentes de la Dirección Nacio­nal de Control de Drogas (DNCD) y tres del Cuerpo Especializado de Seguridad Aeroportuaria y de la Aviación Civil (Cesac), “se combi­naron” con cinco empleados del aeropuerto de Puerto Plata para traficar 309 kilos de cocaína ocu­pados en el aeropuerto de Bruse­las en 2020.

Más narcotráfico
Está el caso en 2017 de los co­roneles de la Fuerza Aérea y del Ejército, Domingo Figuereo He­redia y Robert Antonio Ramírez Pimentel, respectivamente; el te­niente de la Policía Andrés Loren­zo Castillo Padilla y el asimilado militar Emmanuel Cruz Espinal, acusados de aceptar sobornos y permitir el aterrizaje de una avio­neta cargada de droga.

Los cuatro militares fueron cancelados bajo la acusación de dirigir el apagado de los sistemas de seguridad del aeropuerto de La Romana y facilitar la entrada de 23 paquetes de cocaína, prove­nientes de Colombia, el 23 de oc­tubre de 2017.

Otros hechos delictivos
En junio de 2018, tras recibir una denuncia de robo, cuatro oficiales de la Policía Nacional realizaron un allanamiento ilegal a la casa de un excadete a quien habían acusado como autor intelectual y allí se dividieron RD $1,170,500 de un millón y medio de pesos que habían sido sustraídos a una empresaria.

Del hecho fueron acusados el coronel Francisco Radhamés Var­gas Ureña, quien ya había tenido antecedentes ante la justicia por la supuesta comercialización de una droga con otros agentes. Jun­to al coronel, fueron apresados además el teniente coronel San­tiago Sánchez Gálvez, el capitán Martín Madé Lara y el segundo teniente Ormandis Onésimo Al­cántara Castillo.

En diciembre de 2019, un ma­yor de la FARD asignado al Cuer­po Especializado de Seguridad Fronteriza (Cesfront) fue deteni­do por contrabando de cigarrillos luego de una operación de inteli­gencia que terminó con una per­secución en Baní.

Un mes más tarde y al norte del país, tres agentes de la PN fueron acusados de asaltar a un comer­ciante en Puerto Plata. Mientras que el 12 de enero un cabo adscri­to a la Dirección Regional Sur de la Policía fue señalado como inte­grante de “una banda de atraca­dores” en Barahona.

Para el 20 de noviembre de 2020 un raso de la policía fue suspendi­do y puesto a disposición de la jus­ticia al participar de un intento de atraco. Mientras que semanas an­tes, se informó la destitución de un sargento y dos cabos involucrados en un acto de extorsión, aunque no explicaron a quién ni de qué forma.

Investigaciones
En octubre de 2018, las autorida­des competentes decomisaron un cargamento de 409 kilogramos de cocaína en el interior de una em­barcación en las costas de San Pe­dro de Macorís. No fue hasta no­viembre de ese año que el mayor general José Eugenio Matos de la Cruz, entonces presidente de la DNCD, informó que en el hecho habían involucrados entre 4 y 5 agentes y militares.

Igual número de personas, entre ellos militares, fueron in­vestigadas para la misma fecha en relación a 1,000 kilos de co­caína decomisados el 16 de no­viembre de 2018 en el puerto de Haina Oriental; aunque se desconoce el resultado de las investigaciones, así como los nombres de los militares involu­crados. La droga fue incautada en dos contenedores proceden­tes de Colombia, uno de ellos cargado con botellas vacías.

Mientras que en febrero de 2019, tras la denuncia de alguien que se identificó como exvende­dor de drogas, en San Juan, la Po­licía Nacional inició las indaga­ciones de policías cómplices del microtráfico en esa ciudad.

SEPA MÁS
Casos anteriores

Entre 2011 y 2017, unos 62 militares y policías ha­bían sido separados de las filas de la Dirección Nacio­nal de Control de Drogas (DNCD), las Fuerzas Ar­madas, el entonces Cuerpo Especializado de Seguri­dad Aeroportuaria (CESA) y la Policía Nacional, por cometer faltas graves.

Entre esos más de 50 ofi­ciales, 27 eran coroneles y los miembros de la Fuerza Área habrían sido los que más habían participado en ilícitos, “principalmente en drogas” señalan medios de la época.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

También podría gustarte
Cargando...

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More