COVID-19: Nueva York cree vivir el Día 1 hacia la derrota del coronavirus

0 107

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

NUEVA YORK, EEUU.– La ciudad de Nueva York, el gran epicentro de la pandemia de COVID-19 en Estados Unidos, cree vivir el Día 1 hacia la derrota del coronavirus. Lo cree porque se están moviendo «en buena dirección» variables tales como casos positivos, pacientes hospitalizados y casos críticos en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

Esta es la optimista evaluación de su alcalde, Bill de Blasio, que este lunes pidió a la población mantener sus esfuerzos para contener la propagación.

Anunció que ofrecerá esos tres indicadores con una «diferencia de 48 horas» para que estén completos y desgranó que este sábado fueron hospitalizadas 383 personas (463 el día anterior); ingresaron en la UCI 835 pacientes (857 el día anterior) y el porcentaje de positivos entre la gente que se había hecho la prueba era del 58,1 % (59,3 % el día anterior).

«Me complace informar de que vemos que todos los indicadores se mueven en buena dirección, todos van juntos a la baja. Es un buen día, es el día 1. Tenemos que seguir trabajando juntos para que sigan yendo en la buena dirección y quiero que todo el mundo se lo tome personalmente. Los números son abstractos, pero representan seres humanos», explicó.

De Blasio dijo que hasta el momento el ayuntamiento de la Gran Manzana ha invertido 8 millones de dólares en una campaña mediática de concienciación y anunció otra nueva que comenzará esta semana e irá dirigida «a las comunidades más golpeadas» por el virus, para la que prevé una inversión aún mayor, de 10 millones, y acciones de grupos sociales.

Fotos de infractores. La etapa de «transmisión amplia» cubre abril y mayo  

- Publicidad -

El alcalde, que usó una metáfora deportiva en la que todos «somos un equipo», agradeció el cumplimiento de las medidas de distancia social por parte de los residentes y dijo que a partir de esta semana podrán enviar fotos de los infractores a las autoridades a través de la aplicación móvil para emergencias del número de teléfono 311, que también recibe llamadas de denuncia.

No obstante, adelantó que la ciudad se encuentra en una fase de «transmisión amplia» del coronavirus que no pasará a ser «baja» hasta junio como mínimo, según sus estimaciones, lo que le llevó a reafirmar su decisión de cerrar las escuelas del sistema publico hasta el próximo curso escolar, algo en lo que ha chocado con el gobernador Andrew Cuomo quien reclama que una decisión así es competencia suya y no municipal.

«Este mes es de transmisión amplia y el próximo mes, probablemente todo mayo, también. En junio espero que pasemos a la siguiente fase, y eso pone a las escuelas en perspectiva. Es muy incierto cuándo empezaremos a recorrer ese camino y lo que tiene sentido es cerrar las escuelas», indicó De Blasio, que atribuyó su decisión a las recomendaciones de los expertos.

Por otra parte, hizo alusión a una falta de bastoncillos para hacer test y aseguró que el ayuntamiento «está haciendo todo lo posible para crear componentes o expandir su capacidad» de producción a través de fabricantes locales.

El optimismo que irradia Nueva York se fortaleció con noticias procedentes de España: una tímida vuelta al trabajo y un nuevo descenso en el balance diario de muertos en ese país europeo dieron este lunes un poco de esperanza sobre la utilidad de las medidas de contención contra el coronavirus, que continúa de todo modos con su avance a nivel mundal.

La epidemia ha provocado en todo el planeta la muerte a más de 112.500 personas y ha contagiado 1,8 millones. Estados Unidos es el país más golpeado con más de 22 mil muertes y 555 mil casos confirmados, mientras Europa, el continente más afectado, orilla los 80 mil muertos y se acerca al millón de contagios.

 «Solo una estabilización» 

Estas señales alentadoras  llevaron al experto principal de la Casa Blanca, Anthony Fauci, a admitir que la economía de Estados Unidos podría reiniciarse gradualmente en mayo.

Sin embargo, Andrew Cuomo, gobernador del estado de Nueva York, emitió una advertencia: «No vemos una caída significativa, es solo una estabilización».

España, Italia y Francia

España es el tercer país más castigado por la pandemia, pero registró en las últimas 24 horas 517 fallecidos, informó el lunes el Ministerio de Sanidad, con lo que suma ya 17,489 muertos. Además de una caída en el número de decesos, también se observó un descenso del número de contagios diarios, el más bajo desde el 20 de marzo, y cuya total se sitúa en 169.496.

Luego de una paralización de dos semanas, este lunes se reanudaron actividades en sectores no esenciales de la economía, principalmente en la construcción y la industria, pese a que sigue vigente el confinamiento de los 47 millones de españoles y el gobierno pide mantener las medidas de distanciamiento social.

Ante el temor de un repunte en los contagios, el gobierno anunció que distribuiría 10 millones de máscaras a las personas obligadas a tomar el transporte público para regresar al trabajo.

El reparto «les viene bien a algunas (personas) porque en las farmacias no venden, porque no hay, y algunas van sin protección y es un peligro para la demás gente», declaró a la AFP en la madrileña estación de Atocha Blanca Cisneros, empleada de una residencia de ancianos.

De todas maneras, en Atocha no se observaban muchos usuarios. El Metro de Madrid anunció que en la mañana del lunes se registró un 34% más de viajeros que hace una semana, pero 86% menos que el mismo lunes hace un año.

En cambio, la vuelta al trabajo sigue estando fuera del orden del día en otros países, como Italia o Francia, pese a que también se esté observando una tendencia a la baja en el número diario de fallecidos.

Italia anunció el domingo su día menos letal en más de tres semanas, con 431 muertos en 24 horas para contar casi 20.000 muertos en total. Desde el 19 de marzo, la cifra diaria había superado sistemáticamente los 500 muertos.

Francia también observa «una caída muy leve» en el número de pacientes en cuidados intensivos por cuarto día consecutivo, así como en el número de muertes en un día en el hospital, con 310 decesos en comparación con 345 el día anterior, para un total de 14.393 muertos.

El presidente, Emmanuel Macron, que debe dirigirse a los franceses el lunes, planea extender el encierro al menos hasta el 10 de mayo.

Por su parte, el Reino Unido también registró una leve baja en el número de decesos diarios este lunes, notificando 717 fallecidos, con lo que ya suman 11.329 los decesos causados por la COVID-19.

En Alemania, no obstante, donde la COVID-19 había causado hasta este lunes 2.799 fallecidos y el ritmo de contagios parece haberse frenado, se respiraba un ambiente distinto.

Los científicos que asesoran al gobierno de Angela Merkel recomendaron una vuelta a la normalidad «por etapas» si se confirma que las cifras de contagios «se estabilizan a un nivel bajo» y si «se mantienen las medidas de higiene».

 

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

También podría gustarte
Cargando...

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More