Barahona, Duarte y San Cristóbal, las provincias donde más ha llovido en 72 horas

SANTO DOMINGO. Barahona ha sido la provincia donde más lluvia ha caído en las últimas 72 horas, con 400 milímetros de agua, seguido de San Cristóbal, provincia Duarte, con el Bajo Yuna y Monte Plata.

El Centro de Operaciones de Emergencia (COE) informó que mantiene nueve provincias en alerta amarilla, ocho en alerta verde y una alerta roja debido a que podrían ocurrir inundaciones repentinas urbanas y rurales por crecidas de ríos y arroyos.

El director del organismo informó que se discontinuó el nivel de alerta verde para las provincias de La Romana, Samaná, Dajabón, La Altagracia, Elías Piña y Puerto Plata.

El general Juan Manuel Méndez dijo que en alerta amarilla siguen Barahona, Monte Plata, Monseñor Nouel, La Vega, San José de Ocoa, María Trinidad Sánchez, Sánchez Ramírez, San Cristóbal, en especial Villa Altagracia, y el Gran Santo Domingo.

En tanto, que en verde se mantienen Hato Mayor, San Juan de la Maguana, El Seibo, Espaillat, Hermanas Mirabal, Azua, San Pedro de Macorís y Peravia.

Según Méndez las lluvias caídas dejaron a 3,512 viviendas afectadas, nueve destruidas, 17,560 desplazados, 354 personas en albergues oficiales, 77 comunidades incomunicadas, 10 puentes y 13 carreteras afectadas, 39 acueductos afectados, 18 provincias en alerta y 328 personas rescatadas. Dijo que fueron recuperados los cuerpos de dos desaparecidos en Barahona.

Defensa Civil

Asimismo, el director de la Defensa Civil, general Rafael Antonio Carrasco Paulino, explicó que esa entidad mantiene un personal de rescate en las zonas que son consideradas como vulnerables, y citó al Bajo Yuna en la provincia Duarte y en Barahona, donde los niveles de lluvias que han caído en las últimas horas, mantienen el suelo completamente saturado.

Resaltó que el personal de la Defensa Civil se mantiene trabajando en comunidades como Eduardo Brito uno y dos donde 100 viviendas se mantienen anegadas por el desbordamiento del río Lebrón, en Hacienda Estrella tres familias fueron trasladas a casas de familiares y amigos debido a la crecida en río Ozama.

El general Carrasco Paulino resaltó que se debe tener precaución a los que transitan por la carretera La Luisa-Hacienda Estrella-La Victoria en dirección a Monte Plata debido al desbordamiento del río Ozama y que ha dejado incomunicadas en el municipio Yamasá, las comunidades de La Gina, Hato Viejo, Jagua Mocha, Los Javillos, La Guásuma, La Cuaba y Panzón.

Mientras tanto, el director de la Defensa Civil explicó que las brigadas de socorristas de la entidad, se mantienen ayudando a los damnificados en los diferentes puntos donde las aguas han inundado a varias comunidades consideradas vulnerables por la cercanía de ríos y arroyos cuyas aguas se desbordaron.

Las presas aumentan

Las presas registraron un aumento en su nivel de embalses fueron López Angostura, Monción, Jigüey, Hatillo, Rio Blanco y Rincón. Hubo cuatro embalses por encima de su nivel máximo de operación, estas son Jimenoa, Hatillo, Rincón y Aguacate, pero se mantiene el control.

Aunque varias comunidades permanecen incomunicadas y 39 familias están albergadas, la gente empezó ayer a regresar a sus viviendas en San Cristóbal.

Centenares debieron abandonar sus casas la noche del pasado lunes, principalmente en las zonas ubicadas a orillas del río Nigua, las cuales fueron inundadas la noche del pasado lunes.

Los lugares más afectados en el municipio San Cristóbal fueron los barrios Moscú, Lava Pies, Barrio Nuevo, el Cinco de Abril, Zona Verde, Las Flores, Villa Mercedes, Jeringa y Villa Progreso. De este último 115 personas, entre ellas ancianos, mujeres embarazadas y niños están albergadas en un centro comunal de la zona.

Zonas incomunicadas

Entre las comunidades que permanecen incomunicadas se encuentran los distritos municipales Cambita y Hato Damas con el municipio San Cristóbal por la caída de un puente y los daños sufridos por una carretera. En la misma zona se encuentran incomunicadas las comunidades de Jamey, Las Allanadas, Los Anones y Nigua, por la crecida del río del mismo nombre. En el municipio Los Cacaos se encuentra aislada la comunidad Las Tres Veredas, por el colapso de una carretera.

Mientras que en Villa Altagracia 13 comunidades están inaccesibles por el desplome de ocho badenes.

Evalúan daños

El presidente del Comité de Prevención, Mitigación y Respuesta ante desastres (CP-PMR) de la provincia San Cristóbal, Julio César Díaz, dijo que junto a una comisión de ingenieros enviadas a la provincia por el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones evalúan los daños de infraestructura causados por las aguas para proceder a su reconstrucción.

“Obras Públicas ya está haciendo los debidos levantamientos para reponer los caminos que han sido interrumpidos y construir los puentes y los badenes que han sido afectados” dijo Díaz.

Afirma que los dagnificados son asistidos por el Plan Social de la Presidencia y los Comedores Económicos.