¿Qué necesita el deporte RD, qué hace falta para crecer?

0 93

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Santo Domingo

- Publicidad -

El deporte es un bien, un patrimonio de la humanidad. República Dominicana, que viene de un buen resultado en los Juegos Deportivos  Centroamericanos y del Caribe, en Colombia (107 medallas), es un país que ha dejado de lado la diversidad y los grandes beneficios que dispensa el deporte en otras manifestaciones.

Tres expertos en educación física y con amplios currículos en los deportes afirman que no existe una plataforma, programas o plan de Estado que la población pueda aprovechar con orientación y supervisión.

“El deporte es un bien, un patrimonio de la humanidad, que surge con el mismo ser humano y manifiesta su versatilidad y desarrollo de acuerdo al adelanto de  la comunidad que lo practica”, describe Luciano Ramírez, graduado en una licenciatura en Educación Física y Deporte, en Cuba, y ex atleta de alto nivel de boxeo olímpico.

“Tenemos que hacer un plan para el deporte, crear un plataforma que ponga esta herramienta social a favor de la salud, de la educación, de la niñez, de la juventud y de las personas envejecientes”, explica Mario Emilio Jiménez (Milito), profesor universitario de educación física e instructor escolar.

Profesores EF claman por el deporte escolar
“El deporte escolar, que es una de estas manifestaciones olvidadas por las autoridades, se escapa a esta condición porque los colegios de clase media y alta se han preocupado por construir sus propias instalaciones y costearse instructores capacitados, muchas veces extranjeros, y de ahí salen muchos chicos becados para universidades locales y de Estados Unidos y Europa; pero esta debería ser una tarea del gobierno a través de sus organismos o instituciones vinculados al deporte”, exceptuó Neftali Ventura, miembro de la selección nacional de voleibol masculino que representó al país en los XII Juegos Centroamericanos y del Caribe, Santo Domingo 1974, y propulsor del deporte en las escuelas.

Los especialistas
Luciano Ramírez, Mario Emilio Jiménez y Neftali Ventura formaron parte de un panel de técnicos que asistieron al Café Deportivo de LISTÍN DIARIO para establecer las diferentes manifestaciones deportivas que se practican en el país, la inversión gubernamental y los resultados.

Coincidieron que el deporte es como un árbol que tiene diferentes ramificaciones y que tiene que alimentarlas a todas para que puedan dar frutos.

“El desarrollo deportivo dominicano no ha alcanzado para tener un sistema de deporte escolar sostenible, tampoco para ir a favor de la salud colectiva ni lo que tiene que ver con los envejecientes, con personas que hayan tenido traumas y que por medio a programas recuperan su salud, el deporte universitario, para personas con discapacidad, para niños y jóvenes especiales… Es un gran universo, pero hasta ahora solo estamos inmersos en este asuntos de las medallas, del “dólar deporte” con los peloteros y los demás profesionales”, Luciano marca las fallas de una plataforma inexistente.

El alto rendimiento
Francisco Rousell, exjugador de baloncesto y director de Recreación del Programa Deportes para Todos, reveló que “República Dominicana apenas cuenta con unos 470 atletas considerados de como alto rendimiento, hecho que representa solo un 0.04 por ciento de la población nacional.

En este número “mágico” están envueltos todas las selecciones nacionales, en las cuales se destinaría directamente un 30% de los recurdos del fondo dedicado al fomento del deporte.

Lo anterior no incluye recursos para eliminarias internacionales, viajes, dietas, gastos administrativos, entre otros renglones.

“Hay una imperante necesidad de que se atienda el deporte escolar, que daría paso al universitario y al sueño de que nuestros atletas futuro de alta competición salgan de los centros escolares”, explica Neftali Ventura. “Además, los viejos, la gente que utiliza el deporte como salud y que le ahorraría millones de pesos al Estado… todas esas plataformas hay que ‘engrasarlas’ y echarla a andar a favor de la población; y aunque no nos olvidemos del alto rendimiento que representa el país, sí entender que esas otras formas de hacer deporte para la gente, existen”.

¿La mente o el metal?
El deporte a plenitud juega un rol importante en la formación del sujeto, su tolerancia, adaptación, convivencia pacífica y armoniosa, le enseña ‘cómo yo influyo en el desarrollo de la sociedad y como la sociedad influye en mí’ -sostiene el exdirector del INEFI, cuando se logran estas cosas estamos trabajando la mente del hombre no el metal que le cuelgan al cuello por una actividad física.

“Por esas políticas sociales que son inherentes al deporte, UNESCO y otros organismos internacionales han establecido con gran acierto que por cada 10 mil, 50 mil, 100 mil un país o nación debe de tener tanto profesores de educación física y deporte… pero reitero, necesitamos planes, estructuras reales oficiales, que partan desde la directrices de un gobierno a determinado plazo y que sean revisados, reforzados permanentemente, aun cuando estén dando frutos y así tendremos un deporte más real, integral, que además de las medallas y los trofeos nos deje buenos ciudadanos, estudiantes, salud y profesionales de la vida real, no al que el azar nos tiene acostumbrado, el cual hace fama y dinero a través del deporte y se convierte en un ‘ídolo’, pero sin nada en la cabeza, de repente se derrumba todo con un acto inesperado que conterna a la sociedad y solo queda el mal ejemplo…”

Lo que ordena la Ley del Deporte
A pesar de que la retardada Ley del Deporte, que aún deambula en el Congreso Nacional en medio de un limbo de diferencias creado por Miderec, el COD y el Ministerio de Educación (representado por el Inefi); establece que el ministerio de Deportes y Recreación cree un fondo para el Fomento del Deporte (Fonade), no menor al 46% de su presupuesto total.

Esta esperada Ley ordena en su Art.36 la siguiente distribución de esos fondos, los cuales superarían la suma de mil millones de pesos al año:

Art. 36.- Los recursos del Fondo Nacional para el Fomento del Deporte (FONADE), deberán destinarse, en orden preferencial, a los siguientes objetivos:

a)  Un treinta por ciento (30%) a fomentar el deporte federado en todas sus manifestaciones, así como apoyar financieramente al deporte de alto rendimiento y su proyección internacional;

b)  Un cinco por ciento (5%) a las uniones deportivas de todas las provincias;

c)  Un cinco por ciento (5%) a los Clubes Deportivos y Culturales;

d)   Un diez por ciento (10%) a los centros de alto rendimiento (albergues olímpicos) que se construyan en el país, para el soporte de las delegaciones que nos representarán en eventos calendarios;

e)   Un diez por ciento (10%) a fomentar el deporte escolar y universitario, para contribuir al desarrollo psico-motriz y como plataforma al deporte nacional;

f)   Un diez por ciento (10%) a fomentar y apoyar el deporte libre o deportes para todos, a nivel nacional;

g)  Un diez por ciento (10%) para la construcción, reconstrucción, ayudas para la adquisición de viviendas y otros para los atletas de alto rendimiento, inmortales, viejas glorias, nuevos valores y entrenadores;

h)  Un quince por ciento (15%) a la adquisición de útiles deportivos para la masificación del deporte en cada una de sus manifestaciones;

i)  Un dos por ciento (2%) a la adquisición, impresión de material didáctico, libros y revistas;

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

También podría gustarte
Cargando...

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More