País avanza lento en desarrollo humano

República Dominicana mostró avances aunque a ritmo lento en materia de Desarrollo Humano, y si bien mejoró dos posiciones con relación al 2015, pasando del puesto 101 al 99 de 188 países, disminuyó su potencial de desarrollo 21.7% por desigualdad en los ingresos y 47% por desigualdad de género.

Según los resultados del Informe Mundial de Desarrollo Humano, presentado ayer por la representante residente en el país del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Luciana Mermet; la oficial de la unidad de Desarrollo Humano Sostenible, Melissa Bretón; y el economista Senior de esa unidad, Sócrates Barinas, República Dominicana continúa clasificado en el renglón de “Desarrollo Humano Alto”, aunque con indicadores que le acerca a los países con desarrollo medio.

“Las cifras aportadas por el informe señalan que, si bien la evolución del Desarrollo Humano en el país es positiva, es lenta, verificándose una tendencia con menor ritmo de crecimiento en los últimos cinco años, que difiere de los países de la clasificación de Desarrollo Humano Alto, los que registran un ritmo de crecimiento ascendente”, indica el organismo.

El informe presentado mostró que el mejor desempeño del país se obtuvo en la dimensión de ingresos (recursos totales que percibe la familia), seguida por la esperanza de vida al nacer y el acceso a educación.

Refiere que el Índice de Desarrollo Humano (IDH) de la República Dominicana disminuye 21.7%, cuando se ajusta por desigualdad, siendo la dimensión de ingreso la que presenta mayor desigualdad en las oportunidades de desarrollo seguida por la dimensión de educación y la de salud.

“Estos resultados reflejan que, a pesar del elevado dinamismo en la generación de riquezas, segmentos importantes de población dominicana enfrentan limitaciones para beneficiarse de los frutos de este crecimiento”, explicó Melissa Bretón durante la presentación.

Como un dato muy preocupante fueron mostradas las limitaciones que genera la desigualdad de género en el país, ya que de acuerdo al informe el potencial de desarrollo humano del país se reduce en un 47%, por las inequidades que en general enfrentan las mujeres y las niñas.

Indican que se evidencian brechas importantes en la previsión de servicios en la salud sexual y reproductiva y en la participación de las mujeres en el mercado laboral, indicaron.

Para el caso de indicadores como mortalidad materna y fecundidad en adolescentes, el país tiene un desempeño muy por debajo, no solo de los países de Desarrollo Humano Alto y de América Latina; sino también, por debajo de los países de Desarrollo Humano Medio.