Odebrecht entregó pruebas de transacciones de pago de sobornos

SANTO DOMINGO. Además de detallar hechos y mencionar nombres de personas a las que presuntamente se les habían hecho pagos indebidos en la República Dominicana a través del enlace comercial, Odebrecht remitió a la Procuraduría General de la República algunos elementos de prueba.

Luis Antonio Mameri, vicepresidente y Líder Empresarial del área internacional de energía de Odebrecht para América Latina, dijo que a partir del 2010 era necesaria su autorización para que se realizaran pagos indebidos, aunque pudo haber casos de los que no tuvo conocimiento o no se necesitó su autorización para hacerlo.

“Para que hubiese mi autorización, recibí del empleado 36 (Hilberto Mascarenhas Alves Da Silva Filho) un pendrive que me daba acceso a un mail encriptado (mi correoelectrónico era u0025@fox.com) y con esto los DSs (directores superintendentes) se comunicaban conmigo para tramitar las solicitudes de pagos indebidos”, explicó en sus delaciones al Ministerio Público de Brasil que fueron enviadas a la República Dominicana.

“Yo recibía de los DSs la información correspondiente, en su mayoría, que ellos habían conversado con los funcionarios públicos de cada país, sea el término de los pagos, sea respecto a las compensaciones. Aun no tuviera los detalles de las discusiones llevadas a cabo por cada caso, estaba consciente que los pagos a funcionarios públicos se realizaban como condición de adquirir contratos, obtener el pago de facturas, entre otros”, agregó.

Entre los materiales que sirven de evidencia de los sobornos pagados a funcionarios públicos para ser favorecidos con obras del Estado, figuran documentos relacionados con pagos, incluyendo transferencias bancarias internacionales obtenidas del sistema Drousys, contratos ficticios, tabla conteniendo la relación de obras públicas contratadas con el gobierno, valor del contrato inicial y final, así como el monto pagado a Ángel Rondón en comisión.

De igual modo, la lista de los miembros de las comisiones de finanzas del Senado de la República y la Cámara de Diputados del 2006-2012 y 2010-2016, contratos de consultoría, materiales publicados en la prensa, así como en la Gaceta Oficial de RD.

“Creo que si no hubieren realizado los pagos a Ángel Rondón Rijo para que influyera sobre los presidentes de la Cámara de Diputados y el Senado, los financiamientos no hubieran sido aprobados en el Congreso”, recordó Ernesto Sa Viera Baiardi en referencia a Andrés Bautista y Alfredo Pacheco para el acueducto de Samaná y la hidroeléctrica de Palomino.

Refirió que durante la ejecución del contrato, Rondón Rijo procuró, junto al entonces ministro de Economía, Planificación y Desarrollo, Temístocles Montás, que hubiera una previsión presupuestaria para el pago del contrato para hacer viable su cronograma físico y financiamiento.

“Por tanto, tuve encuentros regulares con el referido ministro, quien tenía la palabra final respecto al presupuesto y priorización del proyecto. Esto era importante, puesto que en el país no había asignación presupuestaria para todos los proyectos”, señaló.

“Para recibir los montos para ambos proyectos, una parte era pagada en cuentas corrientes con recursos contabilizados en la República Dominicana, en beneficio de las empresas del propio Ángel Rondón Rijo, a través de contratos ficticios… La otra parte eran pagados con recursos no contabilizados a las cuentas corrientes indicadas por Ángel Rondón”, dijo Sa Viera Baiardi, identificado como Empleado 27.

“Por tanto tuve encuentros regulares con el referido ministro, quien tenía la palabra final respecto al presupuesto”

Ernesto Sa Viera