Murió Lucho Gatica

0 175

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

EFE/Ynmaculada Cruz
México

- Publicidad -

La noticia de la muerte del legendario cantante chileno Lucho Gatica sorprendió a sus seguidores, amantes del bolero.

Nacido en Chile y residente en México desde hacía medio siglo, murió ayer a los 90 años, según confirmó la familia del artista.

“Buen viaje! Te amo…”, publicó en redes sociales su hijo, el actor mexicano Luis Gatica, junto con una imagen de un lazo negro.

Luis Enrique Gatica Silva, conocido como Lucho Gatica, visitó en varias ocasiones República Dominicana, teniendo a buenos amigos como el empresario César Suárez, quien lo trajo al país en cuatro oportunidades. También fue devoto de la virgen de La Altagracia y causante de reencuentros amorosos, según relató para LISTÍN DIARIO el empresario Ellis Pérez, en su columna “Contando los hechos”.

Al ser consultado, Suárez recordó que Lucho vino por primera vez al país contratado por José Arismendy “Petán” Trujillo, en 1958, y presentó su concierto de boleros en La Voz Dominicana. Diez años después, en 1968, César Suárez lo presentó en el hotel Lina (Barceló Santo Domingo).

Otras fechas en que el bolerista chileno visitó República Dominicana fue en 1973 y 1976 cuando formó parte del elenco del “Show del Recuerdo” en el Teatro la Fiesta del hotel Jaragua, junto a Roberto Yanes, Alberto Beltrán, Alfredo Sadel y Roberto Ledesma, que produjo Suárez, y que según registra el empresario, una de sus últimas presentaciones en el país fue en 1983.

En su columna Ellis Pérez reveló una anécdota en la década de los 50, cuando Lucho Gatica aceptó la invitación para llevar una serenata de reconciliación a una pareja.

“Cuando vino Gatica, me tocó presentarlo en los principales cines y teatros del país. Recuerdo que la noche de la presentación en La Vega, Don Osvaldo Brugal, patrocinador del artista, quien nos acompañaba a Girito y a mí, al terminar el espectáculo nos invitó a cenar en el restaurante del hotel Montaña, en Jarabacoa. Ya terminando la cena, don Osvaldo dice: ‘Lucho, no sé cómo decirte esto, pero tengo una diferencia con mi novia en Santiago, y yo se que tú eres su artista favorito, por lo que me encantaría darle una serenata contigo, si fuera posible, para arreglar las cosas’. ‘Pero don Osvaldo no faltaba más, aquí está mi guitarra, le contestó Lucho, vamos para allá’”, relató Pérez.

Cuenta que “llegamos a Santiago alrededor de la media noche y nos dirigimos a la casa de la familia León Jiménez ya que Clara León era la novia de don Osvaldo Brugal.  Visiblemente los vecinos del sector estaban durmiendo y había un silencio total en los alrededores.  Cuando Lucho comienza a rasgar su guitarra dentro de ese silencio, el sonido se multiplicaba como si tuviese amplificadores; ya con él cantando, comenzaron a abrirse varias ventanas de los vecinos que obviamente habían identificado al famoso serenatero.  Al terminar la segunda canción ya era difícil contar el número de ventanas que se habían abierto, sin embargo, la de la novia permaneció cerrada. La ventana que sí se abrió fue la de la madre de Clara, doña María Asensio de León que le dijo a Osvaldo: vengan mañana a las once para celebrar”.

Su vida

Cuando lucho  se mudó a Santiago de Chile estudiaba técnica en laboratorio dental. Su hermano mayor cantaba, y el 10 de abril de 1950 lo invitó a acompañarlo en un programa. Al salir, Lucho ya tenía propuestas como cantante solista en la radio.

Su talento eclipsó al resto de la competencia. El bolero se impuso al tango en Chile y Lucho se convirtió en una estrella.

Nacido en Rancagua (Chile) el 11 de agosto de 1928, Luis Enrique Gatica, fue un reconocido cantante de boleros y actor chileno que se trasladó a México en 1957. Temas como “Sinceridad”, “Contigo en la distancia”, “Bésame mucho” de la mexicana Consuelo Velázquez, eran algunos de sus éxitos.

Desde este país cosechó fama internacional por sus boleros y baladas, y grabó trece álbumes de estudio, el último en el año 2013, titulado “Historia de un amor”.

“Yo no le tengo miedo a la muerte, soy muy feliz”, dijo el artista en una entrevista con Efe con motivo de la presentación de su último disco.

El intérprete de conocidos boleros como “Sabor a mí”, “La barca”, “Voy a apagar la luz”  y “No me platiques” ganó popularidad en la década del 50.  Su permanencia en México lo convirtió en una celebridad, y pronto llegaron las giras a países angloparlantes, según publicara el portal Infobae.com

Gatica participó también en películas y telenovelas como “No me platiques más”, “Un Latin lover en Acapulco” y “Cucurrucucú Paloma”.

Enfermedades

Según se informó, a Gatica lo aquejaba una diabetes y un deterioro cognitivo, que se acentuó y empeoró su memoria en los últimos tres años.

Gatica murió ayer poco más de tres meses después de haber cumplido 90 años.

Su hija mayor Aida había revelado recientemente que su padre estaba “en paz, tranquilo”.

En más de 70 años de carrera, ya un tanto retirado de los escenarios, Lucho Gatica convirtió en éxitos decenas de canciones que aún suenan en las emisoras de música suave.

En 2013, Lucho lanzó el disco “Historia de un amor”, donde canta a dúo con figuras como Laura Pausini, Nelly Furtado y Michael Bublé, entre otros.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

También podría gustarte
Cargando...

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More