La Big Data, un camino inevitable

0 187

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Miguel Franjul

- Publicidad -

La prensa escrita apuesta ahora a un nuevo salto cualitativo utilizando la Big-Data, una cantera de municiones de datos y estadísticas que le permite robustecer sus contenidos con historias más completas y contextualizadas, pero ante todo novedosas y originales.

Esta fuente es la que ahora está enriqueciendo los nuevos paradigmas de la información, ya que a través del procesamiento de datos que figuran en numerosas bases de archivo puede añadir detalles relevantes a sus historias y proyectar, en lo posible, sus impactos inmediatos o de largo plazo.

Desde hace algunos años, los más grandes diarios del mundo han incorporado a su redacción integrada un equipo de analistas, programadores, diseñadores, periodistas e infógrafos para extraer de la Big-Data toda la información reunida por los archivos nacionales de sus países o por empresas especializadas y utilizarlas como componentes esenciales en sus noticias, reportajes, análisis, dándoles un valor agregado que no se encuentra regularmente en las redes sociales.

La periodista Carolina Ávila, quien dirigió el proyecto de Big-Data del diario La Nación, de Buenos Aires, ganador este año el Premio de la Red Global de Editores, ha dicho al respecto: “En un mundo globalizado, donde hay cada vez más información, lo mejor es organizarla para acceder a esta más fácilmente”.

Asegura que la proliferación de datos ha traído consigo nuevas formas de analizarlos, mostrarlos y hacerlos interactivos, pero para ello los diarios, deben de disponer de un equipo que los analice, extraiga sus valores, mientras el periodista se nutre de ellos para contar mejores historias.

La Big-Data o almacén de datos estructurados y no estructurados que reposan en diferentes fuentes, como las oficinas de estadísticas y empresas de análisis de mercado, también es útil a los medios de comunicación para conocer tendencias sociales y de consumo y, en el caso las versiones digitales, para saber cuál es la audiencia y que ella le demanda en materia de contenidos o servicios.

Es una herramienta, como podemos ver, bastante útil al propósito de los medios de comunicación de descubrir ángulos desconocidos de los eventos noticiosos o para crear nuevas historias que aporten luz y base a los lectores para la mejor comprensión de la realidad.

Como dijera Carla Zanoni, editora de audiencia y analítica del The Wall Street Journal de Nueva York, en su exposición durante la conferencia hemksferica SIP-Connect organizada por la Sociedad Interamericana de Prensa, y que cite la semana pasada en estas Reflexiones “al diario que no tenga data en cuatro o cinco años no sobrevivirá”.

Una predicción bien fundamentada. La Big-Data es, por tanto, el camino inevitable para poder navegar a la grupa del tsunami digital sin hundirnos, agregándole a la información un soporte de contextualización que hasta ahora no habíamos aprovechado cabalmente.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

También podría gustarte
Cargando...

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More