La aprobación de Ley de Partidos y Primarias traerá cambios dramáticos en las aspiraciones internas del PLD en Barahona

Por Mayobanex De Jesús Laurens…Estilo Bloguero
La Ley de Partidos y Primarias ha sido consensuada artículo por artículo por la comisión bicameral que fuera designada para presentarla al Congreso, dejándose su discusión y posible aprobación para la próxima legislatura, siendo el tema del financiamiento el aspecto que ha provocado mayor tranque, pero que se llegará a definir.

Lo que parece ser una realidad, y de seguro que será aprobada por los legisladores, es que haya primarias de los partidos el mismo día, supervisadas por la Junta Central Electoral (JCE), lo que conllevará a que los votantes de cada organización política sufragarán por los aspirantes de su preferencia.

Visto lo anterior, a sabiendas de que en el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) a nivel nacional, y en Barahona, existen dos grandes corrientes internas dirigidas por Danilo Medina y Leonel Fernández, debemos ver más allá de la curva y analizar lo que viene en esa organización política oficialista.

Ante posibles primarias internas establecidas por Ley, con altas Cortes que garantizan un Tribunal Superior Electoral (TSE) para frenar injusticias, se impone que el que desee ser candidato compita a lo interno de su partido. Los dos grandes bloque internos en el PLD moverán sus fichas, propondrán sus aspirantes para cada provincia a cada posición electiva y la empujarán con todas sus fuerzas.

Danilo Medina tendrá su propuesta de candidaturas para Barahona, haciendo lo mismo Leonel Fernández. Vista esa situación, se supone que propondrán para senadurías, diputados y alcaldías, salvo que se llegara a un consenso de ambos líderes y se presenten candidaturas únicas consensuadas, cosa que será muy difícil por lo anteriormente expuesto.

Sucede que cuando un bloque proponga a senador, diputado y síndicos, los demás aspirantes deberán evaluar qué decisión tomar, si se quedan sin estar en la tómbola o si ceden aspiraciones originales y extrapolan las mismas a otras candidaturas.

Lo que queremos expresar es que dentro de cada bloque, si hay dos o tres potenciales aspirantes a senador y se decidiera consensuar uno, los demás deberán determinar aspirar a diputado o alcalde. Imagínense ustedes la sorpresa para los que han estado aspirando a destiempo el golpe que implicaría.

En política se debe ir evaluando los cambios y acontecimientos que a diarios se vienen dando para proyectarlos hacia el futuro, analizando con anticipación los escenarios que se presentarán, para tomar a tiempo las decisiones más pertinentes y evitar frustraciones, gastos y hacer el ridículo.

La posible aprobación de la Ley de Partidos y Primarias, que de seguro vendrá más adelante otra ley de Garantías Electorales, cambiaría los escenarios políticos de los eternos aspirantes. Los bloques internos consensuarán y presentarán sus mejores fichas para que participen en el proceso de elecciones internas.