El merengue pierde a su rey: muere Joseíto Mateo

Los restos del legendario artista son velados en la funeraria Blandino y serán sepultados hoy sábado

0 76

Ha fallecido el “Rey del Merengue”, Joseíto Mateo, a los 98 años de edad. República Dominicana no solo ha perdido el artista de más larga trayectoria (más de ocho décadas), sino también a un verdadero ícono de su folklore.

Luego de varios días ingresado en el Hospital Central de las Fuerzas Armadas, a causa de leucemia, “El Negrito del Batey”, como también se le conocía en la industria musical, perdió la batalla contra el cáncer a las 11:45 de la mañana de ayer viernes, según informó a elCaribe su hijo, Joseíto Mateo Jr.

Los restos del músico serán velados este sábado, de 8:00 de la mañana a 3:00 de la tarde, en la Funeraria Blandino de la avenida Abraham Lincoln del Distrito Nacional, y serán sepultados en el Cementerio Nacional Máximo Gómez. “Cuando concluya el sepelio, nos vamos a dirigir al ‘Patio de Joseíto Mateo’, donde, con sus músicos, vamos a hacer una pequeña fiesta de celebración a la vida del ‘Rey del Merengue’”, explicó Mateo Jr. En esta actividad privada, además participarán varios artistas de larga data, entre los que podrían estar Jhonny Ventura, Cheché Abreu y Camboy Estévez, entre otros.

El deceso de Mateo ha conmovido a toda la sociedad dominicana y a una comunidad internacional por la que paseó durante muchas décadas su talento a través del canto y el baile.

“Gracias por tantos años de buen ritmo y elevar la calidad de nuestra música. Allí donde suene un merengue, allí estará con nosotros. Descanse en paz, don Joseíto”, expresó el presidente de la República Dominicana, Danilo Medina, a través de su cuenta de Twitter.

Desde el ciudadano común hasta reconocidas figuras del arte, el espectáculo, la comunicación y la política, así como diversas instituciones nacionales y extranjeras han expresado su tristeza por diversas vías. “Joseíto Mateo, sin duda, fue un artista en todo el sentido de la palabra, un merenguero a tiempo completo, capaz de entregarnos sus mejores inspiraciones en diferentes géneros musicales. Hemos perdido un gran defensor de nuestra identidad, de nuestro merengue”, sostuvo la presidenta de Acroarte Emelyn Baldera, institución que reconoció al artista en el 2004 con el Gran Soberano.

De su lado, el ministro de Cultura, arquitecto Eduardo Selman, consideró que la nación dominicana está de luto y el sector cultural, en el ámbito de la música, ha sido afectado con la muerte del legendario merenguero. “La República Dominicana pierde a uno de los principales exponentes de su emblemático ritmo musical que es el merengue”, expresó Selman, desde Puerto Rico, donde viajó el viernes en la mañana a coordinar con el consulado dominicano en esa isla y el Instituto Dominicano en el Exterior (INDEX) la conformación de una unidad cultural de avanzada en la vecina isla.

Selman informó, además, que el Ministerio de Cultura asumirá los gastos funerarios del sepelio, lo que fue aceptado por los familiares del artista.

- Publicidad -

Larga trayectoria

Mateo fue un emblemático intérprete de la música, especialmente del merengue. Su carrera se extendió por más de 80 años y constituye un importante referente de la dominicanidad y su cultura musical.

Nació en Santo Domingo, el 6 de abril de 1920. Empezó su carrera en los años de 1930 con modestos recitales en fiestas de cumpleaños y eventos locales, hasta lograr popularidad en su tierra natal y proyectarse a nivel internacional, junto a El Gran Combo de Puerto Rico, Celia Cruz y La Sonora Matancera. En La Habana comenzó a cantar con La Sonora Matancera por mediación de Alberto Beltrán, en la segunda mitad de los años 50.

“Lo que yo quería era ser pelotero, me encantaba la pelota. Jugué pelota y quería ser boxeador y ninguna de las dos cosas me dieron resultado, porque en la pelota no tenía la fuerza ni el tamaño. Yo pitchaba y para poder pitchar hay que tirar duro. Yo tiraba muchas curvitas, pero me daban muchos palos y me dije: -¡ay no, yo voy a dejar esto!- Me metí a boxeador y me dieron una trompada en la nariz y boté mucha sangre y de una vez pensé en dejar eso. Comencé a cantar y me fue mejor. Tan bien me fue, que todavía canto y cantaré hasta que Dios quiera”, dijo a elCaribe en la entrevista 10 momentos que se publicó el 24 octubre de 2012.

Joseíto Mateo, a quien pocos le disputaron el trono de “Rey del Merengue”, se nutrió de las raíces del ritmo de la güira y la tambora para convertirse en un singular exponente del mismo.

Su estilo innovador se caracterizó por una participación en escena enriquecida con una particular forma de bailar y cantar. Algunos de sus temas más conocidos son: “Merenguero hasta la tambora”, “La chiva blanca”, “Madame Chu-chú”, “Dame la visa”, “La cotorra de Rosa” y “La patrulla”.

Durante su larga vida vio pasar muchos gobiernos que lo marcaron. Sin embargo, nada igual que la época de Trujillo, cuando le decían que era el cantante favorito del tirano. “Pero yo les digo que no es que yo era el cantante favorito de Trujillo, sino que yo era el cantante favorito del pueblo… En ese tiempo si tú no te metías en política, no tenías problemas. Si venía un borracho y te decía: ‘¡Viva el Jefe!’, lo que tenías que decir era: ¡qué viva!’. No es como ahora, que tú dices lo que te da la gana y no pasa nada. En esos tiempos no se podía”, narraba el veterano músico.

Tras una larga trayectoria en los escenarios, confesó que “la vida me lo ha dado todo, porque yo vengo de abajo, del lodo, de donde venimos todos los muchachos de la capital que salimos de barrios pobres. Yo vengo de ahí y fui subiendo de escalafón hasta convertirme en el Rey del Merengue. Nunca le pedí al Congreso ni a nadie que me proclamaran así, ellos me lo ofrecieron” (Entrevista 10 Momentos).

También podría gustarte
Cargando...