Dióxido de carbono pudo causar la muerte de la abogada y dos niñas

El vehículo dentro del que murieron las hermanas Regys Dally y Dohanlly Contreras, junto a su sobrina Lya Camille Pérez la noche del pasado miércoles, presenta un exceso de emisión de dióxido de carbono, según un informe preliminar dado a conocer por el vocero de la Policía Nacional.

El coronel Frank Durán Mejía informó que el Mazda azul presenta, además, alto nivel de corrosión en el sistema de emisión o moufle y una ruptura en su estructura.

Explicó que el vehículo fue escaneado y arrojó que no posee el convertidor catálico, que es un componente del motor de combustión que sirve para la reducción y control de los gases nocivos expulsados por el motor.

Abogada y empleada del Infotep, así era la joven hallada muerta en su vehículo

El velatorio  

A las 7:00 de la noche de ayer fueron expuestos los cadáveres de las hermanas en la capilla A de la funeraria Blandino, mientras que el de su sobrina Lya, en la B.

Sin embargo, desde las primeras horas de la tarde se presentaron al lugar amigos y familiares de las víctimas, quienes coparon los dos niveles de la edificación.

Las compañeras de estudios de Dohanlly, quien era meritoria en el centro educativo Nuestra Señora del Carmen, manifestaron que su sueño era convertirse en abogada o contadora.

Los padres de las hermanas fallecidas son Danilo Contreras y Dulce Montero, quienes también eran abuelos de Lya.

Una de las niñas muertas junto a la abogada hizo llamada de auxilio por celular

Con relación al caso, el abogado Diógenes Olivares, un allegado de la familia, declaró que Dohanlly Contreras, tuvo tiempo de hacer una llamada a su padre pidiendo auxilio mientras se asfixiaba.

Las hermanas serán sepultadas hoy a las 4:00 de la tarde en el cementerio Cristo Redentor y el cadáver de Lya será cremado.