CARNAVAL BARAHONA 2018! Un Desfile de Comparsas, con más organización y orden; área escogida resultó amplia y con mejor visión para los jurados, el público y la prensa

Eran casi las 6:00 de la tarde, cuando el equipo de moderación en tarima anunció la entrada de la reina (Leidy Labidú) y la virreina del Carnaval (Evelyn Fernanda Féliz), junto al alcalde municipal Noel Octavio Suberví Nín (Tavito) y el presidente del Comité de Carnaval de Barahona, José A. Santana Olivero (Chino Video), subiendo de inmediato todos a tarima para dar inicio al desfiles de comparsas.

Vistosas comparsas, unas menos que otras, con mucho coloridos y representativas de varios municipios de la región Suroeste y del país, comenzaron a desfilar frente a las tarimas VIP del jurado y las personalidades que acudieron al evento folclórico este domingo 15 de abril.

Con un malecón repleto de personas de extremo a extremo, las distintas comparsas iniciaron el desfile con sus ritmos alegóricos, candentes bailes de quienes integraban las mismas y la exposición temática con la cual procuraban impresionar a los jueces, compuesto entre ellos por el director regional de Cultura, Miguel Leger y el ex embajador José del Carmen Acosta, entre otros.

sta vez hubieron varias comparsas que no se habían estrenado en eventos carnavalescos de Barahona, generando muy buena impresión entre el público asistente.

Nuevamente, Barahona se hizo sentir con Los Pintaos y varias comparsas de Diablos Cojuelos, además de los Gagás de Villa Central.

Algo notorio fue la inclusión de niños en las distintas comparsas, una especie de tendencia, dado el atractivo que impregnan a los desfiles, provocando que los fotógrafos enfoquen sus lentes hacia ellos para sacar buenas imágenes.

Esta vez las comparsas fueron menos numerosas que en años anteriores, faltando la presentación de las famosas Cachúas de Cabral y de provincias con gran tradición carnavalesca.

Luego de los inconvenientes con el cambio de fecha y el susto con un día que estuvo lluvioso, la tarde se tornó perfecta para permitir el tradicional evento cultural de los “cuatriboliaos y minosos”.

El público se quedó esperando el Gran Cierre, con la presentación de un artista de prestigio, pero siguió disfrutando del ambiente del malecón más, allá de finalizado el carnaval.