El béisbol pone a República Dominicana en el quinto lugar de países con más casos de dopaje

SANTO DOMINGO. El tema del dopaje mantiene su manto de preocupación, aun cuando se han dado pasos hacia un deporte sin contaminación; el soñado “juego limpio”, que no sea una pesadilla.

Para el primer semestre de 2017, la República Dominicana se presenta en el puesto número 5 con la mayor cantidad de dopaje, en una lista de 59 países, según un estudio presentado por el Movimiento por un Ciclismo Creíble (MPCC). La lista, la encabeza Estados Unidos con 73 casos. Le sigue Rusia con 24 y en total 38 al sumarse pruebas realizadas de forma retrospectivas realizadas en Juegos Olímpicos, eventos mundiales, etcétera, pero conocidos en el primer semestre.

Para República Dominicana, los mayores casos de dopaje provienen del béisbol, y algunos ejemplos se pueden observar en la página de Minor Legue Baseball. Estos son algunos casos: Yeremi Rosario (Tamoxifen/72 partidos suspendidos), un shortstop, que pertenece a los Rockies de Colorado, su caso fue el 15 de febrero. El 4 de abril, Edward Pérez (Estanozolol/72 partidos), lanzador de la organización de los Dodgers de Los Ángeles, el 4 de abril. El 6 de abril se conoció el caso de José Alfredo Domínguez (Estanozolol/142 partidos), lanzador de los Gigantes de San Francisco. Los primeros dos pertenecen a la Dominican Summer League. Obviamente que el más sonado es el de Starling Marte, jardinero de los Piratas de Pittsburgh.

El estudio de la MPCC, una organización que promueve el ciclismo libre de dopaje, señala que entre los deportes, precisamente el béisbol es el que encabeza los primeros seis meses de 2017, con un total de 52 casos; atletismo sigue con 45 de este primer semestre y se extiende a 58 si se suman los conocidos en el período mencionado, pero realizados en competencias anteriores.

Programa en RD

El país puede exhibir con lujo una baja tasa de dopaje en sus últimas competencias internacionales. Aunque se han dado casos internamente que son mantenidos de forma secreta, una información que la federación internacional correspondiente hace pública; tal como lo hace Major League Baseball en términos profesionales. Según fuentes se conoció un caso en los Juegos Deportivos Militares de 2016. Pero no se publicó.

Dominicana está adscrita al programa antidopaje que promueve la Agencia Mundial Antidopaje (AMA). Pero se requiere mucho más, especialmente programas educativos en las escuelas.

El director general de la AMA (WADA en inglés), Oliver Niggli, advierte que el problema de dopaje no es sólo a nivel élite. Se pide más prevención educativa. “Sólo los gobiernos pueden hacer eso”, dijo Niggli, quien estuvo en el país durante la Asamblea del Consejo Americano del Deporte (5-8 de abril pasado), que organizó el Ministerio de Deportes. “Es hacer la prevención para detenerlo temprano. Es también tener legislación”, agregó.

Aunque la lista crece, pocos países tienen legislación sobre sustancias controladas. Niggli plantea que no se trata de criminalizar al atleta, “pero estamos pidiendo la criminalización del tráfico, de manera que la policía pueda trabajar y tratar de desmantelar redes o aquellos que las venden a los atletas”. Uno de los primeros países en legislación sobre sustancias controladas fue Italia y se suman Francia, Australia, Alemania.

Escuela y entidades

Es el punto fundamental para enfrentar el fantasma del dopaje.

Instituciones como la Oficina de Major League Baseball en República Dominicana, el ministerio de Deportes, que dirige Danilo Díaz y el de Educación, que encabeza Andrés Navarro, se unen para trabajar en el nivel educativo, no sólo del béisbol, pero también en sentido general.

En República Dominicana, la pasión por una firma repercute en el apetito de peloteros, en circuitos minoritarios o por firmar, de buscar sustancias para mejorar un rendimiento, que más bien deben ejecutar con su talento.

MLB lidera penalización

Con toda justicia la Major League Baseball es la que más severidad tiene con sus atletas, aun cuando el programa antidopaje lo discute más bien con la Unión de Jugadores, no con la AMA, como anhela esta entidad. Aún así, la MLB plantea hasta suspensión de por vida, algo por lo que atraviesa Jenrry Mejía, quien se convirtió en el primer pelotero con esa condición, luego de violar los dos primeros pasos que plantea esta súper liga. La MLB pide 50 partidos por una primera vez, 100 por segunda ocasión y de por vida, en la tercera, con la posibilidad de retornar después de dos años.